¿Cómo se elabora el vino blanco?

Inspirados por el inicio de la temporada de vendimias es que queremos profundizar en el proceso de la elaboración de los vinos, enfocados particularmente en el desarrollo del vino blanco. ¿Qué tiene de distinto a la elaboración del vino tinto? ¿Cuáles son sus etapas de producción luego de la vendimia? ¡Sigue leyendo para saber!

Colores del vino: ¿de dónde vienen?

Como base, lo primero que debes saber es que el color del vino lo otorga la piel de la uva. Por lo tanto, el vino blanco se elabora a partir de uvas blancas y el vino tinto de uvas rojas. En la mayoría de los tipos de uva su composición interior es similar: una especie de gelatina transparente, por lo que la materia colorante se lo dará la piel.

Etapas de elaboración del vino blanco.

Estas son las etapas principales de la producción del vino blanco, una vez realizada la vendimia:

  1. Despalillado:

La etapa de despalillado se refiere al proceso en cual se separa la uva del racimo y de todos los otros elementos que puedan alterar el sabor, tales como hojas o ramas.  

  1. Estrujado:

Luego de esta separación, se aplica presión a las uvas, con la precaución de no aplastar las pepas y así evitar la presencia de sabores amargos. Este proceso es llamado estrujado y es realizado por máquinas especiales para extraer el zumo de la uva. De este proceso se produce el mosto, materia prima desde donde se producirá el vino. En otros años se realizaba a través de la tradición del pisado de uva.

  1. Maceración:

En la mayoría de los vinos blancos, la maceración es un proceso inexistente ya que normalmente se busca un cuerpo ligero y fresco en el producto final. Sin embargo, para entender este proceso, se trata de dejar reposar el mosto junto con la piel de la uva (hollejos) para obtener el color, aromas y características de la uva. Como lo adelantamos, la maceración ocurre mayoritariamente en la elaboración de vinos tintos.

  1. Prensado

El prensado es la etapa donde se eliminarán los residuos que no formarán parte del producto final. Aquí se busca extraer al máximo el jugo de la uva dando como resultado un mosto limpio. Los procesos de prensado para el vino blanco son más suaves que el vino tinto.

  1. Fermentación alcohólica

La fermentación tiene lugar en barricas de robles o cubas de acero inoxidable, donde se deja reposar el mosto por aproximadamente tres semanas. En este proceso, es frecuente ver que el productor incluya levaduras para estimular la fermentación de la materia prima, regulando así los aromas y la graduación alcohólica que tendrá el vino.

  1. Maduración

La cantidad de tiempo que estará el vino en la bodega antes de pasarlo a una botella, se llama proceso de maduración. Aquí el oxígeno es elemento clave. Si se está en búsqueda de un vino joven, probablemente se transfiera directamente a una botella, sin embargo, para vinos más maduros es un proceso de maduración puede durar varios meses.

  1. Embotellado.

Finalizando el proceso, el vino blanco se embotella para ser comercializado. Durante el tiempo que esté en la botella terminará de equilibrar sus aromas y matices.

¿Qué te parece? ¿Has tenido la oportunidad de visitar bodegas para experimentar y ver todo el proceso del vino? ¡Escríbenos en comentarios tus experiencias!

Comparte:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en whatsapp
WhatsApp